La osteopatía distingue tres campos de acción terapéuticos:

– Osteopatía del esqueleto que representa un 70% de los motivos de consulta.

– Osteopatía de las vísceras que representa un 15% de los motivos de consulta.

– Osteopatía del cráneo que representa otro 15% de los motivos de consulta.

dscn0047Durante la primera sesión, el osteópata practica una anamnesis (interrogatorio del paciente sobre los síntomas y sus antecedentes), un examen físico,
ortopédico y neurológico.

Después se procede a un examen osteopático que permite poner en evidencia todas las alteraciones biomecánicas del aparato locomotor y, sobre todo, de la columna vertebral y de la pelvis.

Por fin se pregunta si son necesarios exámenes comple­mentarios como radiografías o exámenes biológicos.

De esta manera, antes de todo tratamiento, un DIAGNOSTICO DIFERENCIAL le permite asegurarse que no existen contraindicaciones.

El tratamiento utiliza una técnica específica y adecuada, según el diagnóstico.

El ritmo de las sesiones de tratamiento varía de un caso a otro, habitualmente se requiere un tratamiento cada 15 días o cada tres semanas ,salvo en los casos muy agudos en donde las sesiones pueden aproximarse más. Desde que el paciente mejora, se pone más intervalo entre los tratamientos.

Una consulta periódica es, a menudo, provechosa para evitar fijaciones y disfunciones que pueden ser la causa de sus dolores y de su cansancio

La Radiología

figura_24._adaptacion_a_una_pierna_corta_podal_o_anatomicaEs importante en osteopatía:

1. Permite poner en evidencia unas modificaciones patológicas de los
huesos y articulaciones, de suprimir las contraindicaciones.

Ejemplos:

– Tumores y cánceres.
– Fracturas y luxaciones.
– Infección de los huesos: tuberculosis, osteomielitis, artritis, espondilodiscitis.

2. Pone en evidencia unas afecciones que obligan al osteópata a moderar su tratamiento.

Ejemplos:

– Malformaciones anatómicas (espondilolistesis, espina bífida, etc.).
– Distrofias de crecimiento:
– Enfermedad de SCHEUERMAN.
– Trastornos metabólicos, osteoporosis, osteomalacia, etc.
– Osteoartropatías y discopatías, hernias discales, artrosis, etc.

3. Permite el análisis de la columna vertebral y de la pelvis.
Gracias al estudio del raquis, el osteópata revela algunas anomalías estructurales y funcionales que no se estudian con los análisis clásicos del examen radiológico estándar (subluxaciones, fijaciones, rotaciones, desequilibrio de la pelvis).

Duración de una sesión

articulacion_cunas_en_8

Varios factores se deben estudiar:

– Importancia de las lesiones.
– La edad del paciente.
– Su estado general.
– La cronicidad (antigüedad) de los trastornos vertebrales
– El modo de vida del paciente.
– Las precauciones que tendrá el paciente para evitar que vuelva el problema, es decir, el respeto de la higiene de vida vertebral y general.

El tratamiento incluye varias consultas cuyo número de frecuencia varían según los factores enumerados antes, las sesiones se alejan cuando el estado del paciente se mejora y también cuando el raquis encuentra un equilibrio estático y dinámico mejor, es decir armonioso.

Sin embargo, una REACCIÓN FISIOLÓGICA (completamente normal) puede producirse durante los dos o tres días que siguen al tratamiento (cansancio, agotamiento). Por eso a veces se necesita un reposo vertebral y articular durante los días que siguen al tratamiento.

Después el osteópata podrá corregir las perturbaciones, prevenir los síntomas dolorosos y los trastornos funcionales.